Julio de Saracibar

Eskolako Arkitektuak

Arquitectos de la escuela

XIX. mendearen amaieran “Bilboko hedadura” zeuden eraikinak erabat eraldatu ziren.Eskolak, antolamendu berrian, garrantzi handia hartzen hasi ziren, adibidez; Atxuriko Eskola, Berastegiko Eskola, Marzana Eskola, Concha Cervantes Eskola,…

Julio de Saracíbarrek gaur egungo Tiboli Eskolako proiektua egin zuen, 1880an. Casilda de Iturrizar (1826-1900), Tomás Epalzaren alarguna, eskolako eraikuntzan ekonomikoki parte hartu zuen. Azkeneko honek bere senarraren omenez busto (soinenbor) bat jartzea eskolako aurrealdean eskatu zuen.

Saracíbarrek , Martín Saracíbar arkitektoaren semea, 1841an Vitoria-Gasteizen jaio zen. Madrilen burutu zituen Arkitektura ikasketak.

Bere aitarekin aritu ostean, Bilboko udal-arkitektoaren postua hartu zuen 1877an. Azken urte hauetan hainbat sari jaso zituen; urrezko domina Arte Ederretako Erakusketan, Vitoria-Gasteizko Erakusketan…

Parisetik pasa eta gero eta bertatik, asmaketa batzuk bereganatu eta gero Bilbon garatu zituen proiektu gehienak, nahiz eta Portugaleten ere aritu.

Bere lanik garrantzitsuenetarikoa Tiboli kaleko eskolak izan ziren: eraikuntzaren alde batean mutilentzat eta bestean neskentzat. Proiektu honetan garrantzi handia eman zion argi naturalari eta gelak egurasteari.

Aurrealdean historiako aipamen askorekin apaintzen diren bi altuerak osatzen ditu eraikuntzak.

Beranduago “Erakusketen Jauregi” proiektua egin zuen (1881) baina ez zen ereiki. Hala nola, etxebizitza batzuk egin zituen; Henao eta Ercilla kaleko bazterrean (bere familiaren etxea), Bidebarrieta kaleko eraikuntza Jardines kaleko bazterrean (1883). Guzti hauek estilo eklektikoan burutu zituen. Euskal Herritik kanpora ere eraikuntza batzuk aurrera eraman zituen.

Bilboko Udaleko zinegotzia eta Bilboko Gizarte kide izan zen.Urian erreferentzi nabarmena izan zuen, hau dela eta, Carlos IIIen ordenaren zalduna izendatuta izan zen eta San Fernandoko Arte Ederretako akademiarekin lotura handia izan zuen.

Mende aldaketarekin eskolaren handitzea Enrique Epalzari eman zioten (1901-1903). Epalzak ere Portugaleten egin zituen lan batzuk, garrantzitsuena “El Colegio de La Fundacion Casilda de Iturrizar” izan zen, Tiboliko Eskolarekin antzekotasun handiak.

Bilbon egin zituen lan gehienak, bai lan publikotik zein pribatutik ere. Bikaintasun handiko eraikuntzak burutu zituen; M “Rampas de Uribitarte nº3 (1907), Iralako auzoan, Basurtoko Ospitalea. Azkeneko hau, garrantzi eta ospe handiko eraikuntza izan zen (1908) Basurtoko Ospitalea Europan zeuden ideiekin oinarritu zen, pabilioi ezberdinetako zatikapenarekin.

Osasun kontzeptu berriak sartuz ituen, arkitektura bikaina ahaztu gabe.

 

Bernardo I. Garcia de la Torre

Arkitektoa. “Bilbao Arquitectura” liburuaren eginkidea

A finales del siglo XIX el Ensanche de Bilbao se iba completando tanto con edificaciones residenciales como con equipamientos públicos. Y entre estos últimos cabe destacar los equipamientos docentes o escolares que se fueron convirtiendo en piezas representativas de la nueva ordenación urbana. Así podemos hablar de las Escuelas de Atxuri, Escuelas de Berastegui, Escuelas de Marzana, Escuelas de Concha, Escuelas de Cervantes, Escuelas de Urazurrutia…

En el diseño de las escuelas de la calle Tívoli, hoy conocidas con el nombre de escuelas o colegio Viuda de Epalza, intervinieron, en distintos momentos, dos arquitectos con una amplia trayectoria profesional en nuestra ciudad.

Fue el arquitecto Julio de Saracíbar quien proyectó en 1880 las Escuelas de Tívoli que nos ocupan. Casilda de Iturrizar (1826-1900), viuda del banquero Tomás Epalza, costeó la construcción del grupo escolar.

La benefactora concibió la obra en homenaje a su marido, motivo por el cual pidió que se introdujera un busto escultórico en el eje de la fachada principal.

Saracíbar, arquitecto municipal de Bilbao durante el último cuarto del siglo XIX, había nacido en Vitoria en 1841 y era hijo de otro importante arquitecto alavés, Martín de Saracíbar, autor del Palacio Provincial de Álava, entre otras obras.

Julio de Saracíbar estudió en Madrid y terminó sus estudios de Arquitectura con 26 años de edad. Colaboró inicialmente con su padre hasta 1877, fecha en la que ocupó la plaza de arquitecto municipal de Bilbao. Durante estos años en Vitoria fue premiado con la medalla de oro en la exposición Nacional de Bellas Artes (1866) y en la de Vitoria de 1867. En ese año visitó la Exposición Universal de París, asimilando los proyectos e invenciones que más le llamaron la atención. A partir de este momento su trayectoria profesional se va a desarrollar fundamentalmente en Bilbao aunque también desarrolló algunos proyectos en la vecina villa de Portugalete. Uno de sus primeros trabajos en Bilbao y su obra más significativa en la villa fue, precisamente, el de las Escuelas de la calle Tívoli (1880). Basadas en una tipología simétrica separaba, según las costumbres de la época, las zonas educativas de niños y niñas. Su proyecto acomete el estudio de la incorporación de luz natural y ventilación de las aulas. El edificio se desarrolla en dos alturas con numerosas citas historicistas en la composición de la fachada que pretende mostrarse como un edificio público a pesar de estar ubicado entre medianeras.

Posteriormente realizó el proyecto del Palacio de Exposiciones (1881), no construido, así como varios edificios residenciales, destacando la casa ubicada en la esquina de las calles Henao y Ercilla (que fue su residencia y la de su familia) y el edificio de la calle Bidebarrieta, esquina con la calle Jardines, construido en 1883. Arquitecto de estilo ecléctico, tomaba su inspiración en los lenguajes clásicos adaptándolos en cada proyecto.

Proyectó también edificaciones en otros puntos de la geografía española como, por ejemplo, la residencia veraniega de Eugenio Montero, presidente del Senado, en Galicia. Asimismo ejecutó alguna casa de vecindad en Valladolid y finalmente regresó a su Vitoria natal donde encontramos las últimas referencias de su obra como el Paseo de Fray Francisco,la llamada “casa de las jaquecas” o la casa en el nº 9 de la calle Iradier.

Fue concejal del Ayuntamiento de Bilbao y miembro de la Sociedad Bilbaína. Una personalidad, por tanto, con una importante presencia pública en la Villa. Fue nombrado Caballero de la Orden de Carlos III y tuvo una estrecha vinculación con la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Hombre de gran sensibilidad y de una notable influencia social.

La ampliación de las Escuelas de Tívoli fue encomendada al arquitecto Enrique Epalza, que también ocupó el puesto de arquitecto municipal de Bilbao con el cambio de siglo.

Acometió la ampliación de las Escuelas proyectadas en su día por Julio de Saracíbar mediante una intervención aparentemente modesta y sencilla pero encuadrada estilísticamente a través de sus detalles constructivos y ornamentales en La corriente arquitectónica del modernismo. Esta obra de ampliación se completó entre 1901 y 1903.

Curiosamente Epalza también dejó su impronta profesional en Portugalete a través de una obra, el Colegio de la Fundación Casilda de Iturrizar, que destila una concepción estilística similar al de las Escuelas de Tívoli.
Centró la mayor parte de su actividad profesional en Bilbao tanto en el apartado público desde su puesto de arquitecto municipal Jefe de Obras Públicas, como en el privado, en el interesante tránsito del siglo XIX al XX.
Mostró gran inquietud por temas de sanidad aportando estudios teóricos y proyectos.

Para Bilbao diseñó edificios de gran prestancia como las viviendas de Rampas de Uribitarte nº 3 (1907) e intervino en la configuración del barrio de Irala (1915). Pero su gran aportación a la ciudad y su obra más emblemática fue, sin duda, el Hospital de Basurto (1908), que introdujo los nuevos conceptos hospitalarios europeos de fragmentación del centro en pabellones independientes. Incorporó estos nuevos conceptos sanitarios sin renunciar a un lenguaje arquitectónico de gran exquisitez, basado en los recursos expresivos del ladrillo visto y de la cerámica policromada en la cubierta.

Bernardo I. García de la Torre
Arquitecto. Coautor de “Bilbao Arquitectura”

Copyright 2017 © Tiboli Eskola