benefactora

Casilda Margarita de Iturrizar

Casilda Margarita de Iturrizar y Urquijo Bilbon jaio zen 1818.ko uztailaren 20an. 1825.eko erroldan agertzen da, Joaquín de Iturrizar y Basaberen (Bilbokoa) eta Eugenia de Urquijo e Isustegarayren alaba zela eta Bilboko Alde Zaharrean bizi zirela, anai-arrebekin. Done Jakue Basilika Katedralean bataiatu zuten eta lehen izena bataio-amabitxiaren (Casilda de Ingunza) omenez jarri zioten.

1859ko maiatzaren 1ean, 41 urte zituela, ezkondu egin zen enpresaburu dirudun batekin, Tomás José Joaquín de Epalza y Zurbaranekin, San Nikolas de Bari elizan.
Tomas de Epalza Bilbon jaio zen 1798 an. Ezkondu zen María Concepción Cándida de Lequerica y Bergarecherekin, Boluetako Santa Ana (Bizkaian finkatu zen lehen siderurgia) enpresaren sortzaileneratiko baten alabarekin.Hau 1855ean hil zen kolerak jota, ondorengorik gabe (alaba bat izan zutela zioten, baina txikitan hil omen zen).

Casilda Epalzarekin ezkondu zenean, gizarte-mailan gora egin zuen; neskame izatetik etxekoandre izatera pasatu zen; esku-langile izatetik Bizkaiko gizon aberatsenetakoaren emaztea izatera pasatu zen.

Tomás de Epalza Kubara joan zen eta dirutza eskuratu zuen. Bertan, besteak beste, Comillako arkesarekin egin zituen negozioak. Bilbora itzuli zenean, Bilbo Handiko industrializazio prozesua hasi eta lagundu zuten hainbat enpresatan inbertitu zuen Ameriketatik ekarritako dirua. 1841ean, Santa Ana de Bolueta enpresaren bazkide sortzailea izan zen eta, 1857an, Banco de Bilbao enpresarena (Euskal Herriko lehen jaulkipen eta deskontu bankua).
Bestalde, zaldiz gidatutako lehen kotxeetarikoaren jabea izan zen.

1873ko apirilaren 22an Tomas hil zenean, Casilda de Iturrizarrek ondasun ugaria jaso zuen, Tomasek ez baitzuen seme-alabarik izan . Urte horretan, 1873an, Casilda, Epalzaren alarguna, Bilboko hiru aberatsenetariko bat zen, Banco de Bilbao enpresarekin eta Juan Echevarria y La Llanarekin batera.

Baina Casilda ezagunagoa da eduki zuen eskuzabaltasunagatik eta babes sozialean, hezkuntzan eta kulturan eduki zuen interesagatik, izan zuen Abandonatuen Etxea, Fernando Pooren Misioak eta Fray Valentin de Berrio-Ochoaren Beatifikaziorako Batzordea ere. Guztira, garai hartako zazpi milioi zortziehun mila pezeta eman zituen.

Testamentuan Tívoli kaleko eskolak utzi zizkion Bilboko Udalari, bai eta 550.000 pezeta ere, eskoletan irakaskuntzak jarrai zezan; betiere, BI baldintza hauek beteta: Tbata, Tívoli kaleko eskolan “bere senar Tomasen izenak irautea”, eta, bestea, bitxia baita ere, “dotrina kristaua irakastea beti”.

Casilda de Iturrizar Estufa kaleko (bere omenez Epaltzaren Alarguna kalea) 9 zenbakian (gaur egun, 8 zenbakia) zeukan etxean hil zen, 1900eko otsailaren 22an.

Eraikinaren aurreko aldean honako plaka irakurri daiteke: “Etxe honetan hil zen Casilda de Iturrizar, Bilboko ongilea eta Tomás José Epalza bankari, merkatari eta industrialariaren alarguna”.

Mallonako hilerrian lurperatu zuten, baina Derioko hilerriko lanak bukatu zituztenean, hara eraman zuten gorpuzkia. Casilda de Iturrizar andrearekin batera, haren jaraunsle unibertsalak (Ruperto Iguren eta Vitorino Zabalin) daude lurperatuta pabiloi berean.

Datu-bilketa hau egiteko, Maite de Garayren laguntza handi eta eskuzabala izan dugu. Aipatzekoa da horrek Bilbori buruz eta bertako pertsonaia ospetsuei buruz daukan ezagutza zabala.

Elena Marañonek eta Regina Sangradorrek bildua eta idatzia.

Casilda Margarita de Iturrizar y Urquijo nació en Bilbao el 20 de Julio de 1818, según consta en el censo de 1.825, dónde aparece inscrita como hija de Joaquín de Iturrizar y Basabe, natural de Bilbao y Eugenia de Urquijo e Isustegaray junto con sus hermanos; así mismo consta que habitaban en el Casco Viejo de Bilbao. Fue bautizada, en la ahora Basílica Catedral de Santiago, y tomó su primer nombre en recuerdo a su madrina de bautismo, Casilda de Ingunza.

El 1 de mayo de 1859 Casilda, a la edad de 41 años, contrajo matrimonio en la parroquia de San Nicolás de Bari con Tomás José Joaquín de Epalza y Zurbaran, acaudalado empresario bilbaíno, nacido en esta villa el 18 de septiembre de 1798 y viudo de María Concepción Cándida de Lequerica y Bergareche, hija ésta, de uno de los fundadores de Santa Ana de Bolueta, primera siderurgia que se instaló en Bizkaia, que murió de cólera en 1855 sin dejar descendencia alguna (se comenta que tuvieron una hija, pero pereció siendo muy niña). Es entonces, con su matrimonio con Epalza, cuando se produce el ascenso social de Casilda, pues pasa de criada a señora, de trabajadora manual a la esposa de uno de los hombres más ricos de Bizkaia.

Tomás de Epalza había emigrado a Cuba, dónde amasó una gran fortuna, allí tuvo negocios entre otros, con el Marqués de Comilla. A su regreso a Bilbao invirtió su caudal indiano en varias empresas que iniciaron y favorecieron el proceso de industrialización del Gran Bilbao; fue socio fundador en 1841 de Santa Ana de Bolueta y 1857 del Banco de Bilbao – primer banco de emisión y descuento en el País Vasco -, así mismo, también consta como propietario de uno de los primeros coches tirado por caballos. A la muerte de Tomás, ocurrida el 22 de abril de 1873, fue heredera de su cuantiosa fortuna su viuda Casilda de Iturrizar, pues Tomás no tuvo descendencia en ninguno de sus dos matrimonios. En ese mismo año, 1873, Casilda, Viuda de Epalza, era una de las tres personas más ricas de Bilbao, junto con el Banco de Bilbao y Juan Echevarria y La Llana.

Pero Casilda es más célebre por su generosidad e interés por la protección social, la educación y la cultura, que por su riqueza. Hizo importantes donaciones en vida a diferentes instituciones de beneficencia como por ejemplo a la Santa Casa de Misericordia y al Santo Hospital Civil. También donó los órganos de la iglesia de San Nicolás, porque es allí (antigua calle Estufa) dónde vive y otro a la iglesia de Santiago, porque es allí dónde la bautizaron. En 1833 se constituyó la sociedad anónima la Enseñanza Católica; su principal accionista era Casilda, quién junto con su hermano José eran miembros del consejo o patronato. Ese mismo año, comenzó la construcción del edificio sede del Colegio de Estudios Superiores de Deusto (después Universidad de Deusto).

En 1884 se finalizó la construcción en terrenos de su propiedad del Grupo Escolar de la calle Tívoli, dichos terrenos los compró en 1880 - fallecido su marido - a la familia Ugarte. Toda la obra fue costeada por ella. El arquitecto del Grupo Escolar fue Julio Salazibar. En septiembre de 1884 se inaguró el Grupo Escolar y a cuyo acto acudió Doña Casilda de Iturrizar junto con el ilustre Don Antonio Trueba.

A modo de anécdota diremos, que una vez a la semana acudía a la escuela Don Manuel Villar, conocido compositor, a dar clase de música a los alumnos. Era célebre su “ Himno de la sabiduría y la enseñanza”, canción que en una de sus estrofas dice así: “... y gloria a los profesores por su celo paternal” a la que los alumnos cambiaban por “... y gloria a los profesores por los palos que nos dan”. Así mismo, fue la mayor accionista de la sociedad anónima Nuevo Teatro de Bilbao (Teatro Arriaga, 1890).

En su testamento fechado el 27 de febrero de 1899 en Bilbao, justo un año antes de morir, hizo numerosos legados y mandas pías. Así mismo nombra en él a dos albaceas testamentarios que son además sus herederos universales; en un primer momento su heredero universal fue su hermano pero al fallecer éste, nombra a Ruperto Iguren y Vitorino Zabalin Inchaurreta. Este último, hace una ampliación al Grupo Escolar de la calle Tívoli – “los párvulos” - la cual fue construida por el arquitecto Ricardo Bastida y se inauguró en 1902.Las instituciones más beneficiadas por su testamento fueron de nuevo la Misericordia y el Hospital Civil, y otras como el Patronato de Obreros de San Vicente de Paúl, la Casa de Expósitos, las Misiones de Fernando Poo, la Junta para la Beatificación de Fray Valentín de Berrio-Ochoa, más o menos unos siete millones ochocientas mil pesetas de las de aquella época.

También en este testamento legó al Ayuntamiento de Bilbao las escuelas de la calle del Tiboli, junto con 550.000 pesetas para sostener la enseñanza en las mismas, invertidas éstas a un 4%; pero siempre y cuando se cumpliesen estas dos condiciones: “que perpetuase el nombre de su marido Tomás”, en la escuela de la calle Tíboli; y la otra, no menos curiosa, “que siempre se enseñase la doctrina cristiana”.

Casilda de Iturrizar falleció en su casa situada en el primer piso del número 9 (hoy 8) de la calle Estufa (después Viuda de Epalza en honor a ella) el día 22 de febrero de 1900, y en cuya fachada podemos leer una placa que dice así: “En esta casa murió Casilda de Iturrizar benefactora de Bilbao y viuda del banquero, comerciante e industrial Tomás José Epalza”. Fue enterrada en el cementerio de Mallona, pero una vez concluidas las obras del cementerio de Derio, traspasaron allí sus restos. A modo de ilustración diremos que junto a Doña Casilda de Iturrizar, descansan en su mismo pabellón, sus dos herederos universales, Ruperto Iguren y Vitorino Zabalin Inchaurreta.

Esta pequeña recopilación de datos, ha sido posible gracias a la incalculable y desinteresada ayuda de Maite de Garay, a quién no es la primera vez que se le reconoce sus grandes conocimientos tanto sobre Bilbao como sus ilustres personalidades.

Elena Marañón y Regina Sangrador. Fuente: Vda. de Epalza Eskala. 125 aniversario. 1884 - 2009

Copyright 2017 © Tiboli Eskola